Rapaces diurnas

Milano real (Milvus milvus)

foto_milano-real11.jpg
d3dd251d2675038e4897b2084867df8e.jpg
Milano RealPilar Cano
00:00 / 00:57

Audio por: Pilar Cano

¿Cuándo está con nosotros?

Todo el año.

En invierno llegan especímenes de países europeos, especialmente Alemania y Francia, lo que convierte a España en el principal destino invernal para la especie.

¿Cómo suena?

A veces emite un sonido similar a un maullido algo aflautado, seguido de notas ascendentes y descendentes.

¿Qué come?

Tiene tendencias marcadamente carroñeras que lo llevan a buscar animales muertos, en especial en las carreteras, sobre las que planea a media y baja altura hasta localizar ejemplares atropellados. 

En primavera suele cazar conejos, aves que todavía no han emprendido su primer vuelo, micromamíferos, reptiles e insectos. En invierno frecuenta basureros, mataderos, muladares o granjas.

Tamaño (pico a cola)

60-66 cm.

¿Cómo vuela?

En vuelo resulta inconfundible, no sólo por la extraordinaria habilidad con la que ejecuta todo tipo de maniobras y regates, sino por poseer una silueta característica (cola profundamente ahorquillada y unas largas alas con una mancha blanca muy visible).

Características e historias

Las poblaciones de milano real están en peligro de extinción por la persecución indiscriminada por supuestos daños a la caza menor, la ingestión de cebos envenenados, la intoxicación por rodenticidas y otras sustancias zoosanitarias, la pérdida de hábitat de nidificación, la electrocución, la actual gestión de los restos procedentes de granjas y mataderos...

Cernícalo primilla (Falco naumanni)

cernicalo
cernicalo
Cernicalo primillaJaime Jimenez
00:00 / 00:50

Audio por: Jaime Jimenez

¿Cuándo está con nosotros?

Todo el año

¿Cómo suena?

Un reclamo agudo ki ki ki ki, sobre todo cerca del nido. Por lo demás bastante silencioso.

¿Qué come?

Micro mamíferos, aves e insectos grandes.

Tamaño (pico a cola)

31-37 cm

¿Cómo vuela?

Cierne mucho, manteniéndose en el mismo sitio con la cabeza completamente quieta para ver el movimiento más pequeño de su presa abajo, antes de caerle encima como una piedra.

Características e historias

Hoy en día cría sobre todo en edificios como las torres de las iglesias, en vez de su sitio original de acantilados. Otro cambio de comportamiento hoy en día, fácilmente observable en sitios algo abiertos como Las Planas, es su aprovechamiento de cables aéreos como oteadores en vez del esfuerzo mayor de cernir, antes su señal de identidad.

En otros pueblos de la Vera crían algunas parejas de su primo el cernícalo primilla, una especie que está sufriendo fuertes declives en su población. 

Los cernícalos tienen mucha historia. En el Egipto antiguo los muertos se sepultaban con cernícalos momificados para aplacar al dios Ra. Hacían falta tantos que es posible que los egipcios criaban cernícalos y los cebaban hasta la muerte. Un TAC practicado en un cernícalo momificado ha demostrado que el ave se ahogó con su última comida, seguramente por haber sido alimentado a la fuerza.

Busardo ratonero (Buteo buteo)

Busardo-ratonero.png
busardo-ratonero-buteo-buteo-29231-xl.jpg
Busardo RatoneroPablo García
00:00 / 00:46

Audio por: Pablo García

¿Cuándo está con nosotros?

Todo el año.

¿Cómo suena?

En vuelo emite con frecuencia un grito característico parecido a un maullido.

¿Qué come?

Puede cazar desde lombrices e insectos hasta carroñas diversas, además de pequeños mamíferos, aves, reptiles, anfibios y conejos.

Tamaño (pico a cola)

46-58 cm

¿Cómo vuela?

Suele practicar un vuelo sostenido durante un largo rato que alterna con cernidos ocasionales (es decir, mantenerse en el aire moviendo las alas sin avanzar).

Características e historias

Probablemente, su clave del éxito sea la absoluta falta de especialización en cualquiera de las facetas de su biología. Esto es porque el busardo ratonero es un ave que puede adaptarse a infinidad de hábitats y de climas, cazar una gran variedad de presas y que manifiesta una notable tolerancia hacia el hombre.

Como curiosidad, los machos intentan conquistar a las hembras realizando un espectacular vuelo llamado ‘’montaña rusa’’ que consiste en un vuelo en picado a gran velocidad girando y retorciéndose para después volver a elevarse y repetir el descenso.

Hace algunos años, esta especie se vio muy afectada por la persecución directa de cazadores, ya que se la consideraba perjudicial para los intereses cinegéticos. Actualmente, siguen siendo muchos los ejemplares abatidos de forma ilegal, y a estos se unen las bajas ocasionadas por los tendidos eléctricos, los atropellos y los venenos, a los que el ave resulta sensible dados sus hábitos parcialmente carroñeros.